Desde la autoría

JUAN CAVESTANY

Todas mis colaboraciones con Andrés Lima han formado parte de un intento de comprender y digerir la vida a través del teatro, y luego compartir ese esfuerzo de forma generosa y rigurosa con el público. Más que nunca, este proyecto acerca del conflicto del hombre con la apisonadora del neoliberalismo forma parte de ese recorrido. Hemos venido reflexionando sobre el mundo que hemos creado, sobre cómo el capitalismo nos ha seducido en lo más profundo, para convertirnos en máquinas de deseo cuyo destino fatal es que su consecución (el cumplimiento del deseo) provoca que las personas nos estemos excluyendo mutuamente, en vez de incluyendo. ¿O acaso no es así? ¿Cuál es la naturaleza del callejón en el que nos hemos metido?

Juan Cavestany

Pero con esto no queremos impartir una tesis ni predicar ninguna revelación. Queremos utilizar las herramientas del espectáculo con el que habitualmente somos entretenidos y aturdidos, para montar otro espectáculo, el nuestro, que sea de circo, acción, drama, humor, profundidad y palomitas. Lo queremos todo, sí, como buenos capitalistas. Queremos agradar y sacudir, pretendemos divertir y contribuir a la regeneración de algún tipo de conciencia. Necesitamos, como todos, sobrevivir.

El proyecto existente se desarrolla de momento en tres niveles: el nivel dramático central, que es el recorrido de un protagonista a través de su enfermedad, imaginaria o no. El nivel visual/expresionista, donde cohabita el circo con los bodegones humanos, viendo la historia desde el punto de vista del espectáculo y sus espectadores. Y el nivel que hemos dado en llamar Deep Impact, en el cual el mayor shock infligido sobre el planeta Tierra está a punto de dar al traste con todo, como ocurre en las mejores películas de Hollywood y en los titulares de la prensa diaria.

Una obra que llegue a todo el mundo y que agrade a todos, decir la verdad y contar mentiras irresistibles, como las del mejor cine y teatro, una obra que remueva el espíritu y lo eleve también, que haga sentirse mejor como persona al que la vea y que cambie el mundo. La obra será el intento de conseguir todo eso, seguramente no llegaremos pero nuestra obligación colectiva es sobrevivir, aunque para ello antes haya que morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s